miércoles, 5 de marzo de 2014

Llerena: La foto de los 16

Al mirar por el retrovisor de la historia observamos determinadas épocas de la vida que son trascendentes. Una de las más decisivas es la adolescencia. Los problemáticos pero encantadores y mágicos 16. Primer amor, primeras rebeldías, incertidumbres del porvenir, primeros vehículos, etc.

Calle Bodegones
Torre de la Iglesia desde la calle Bodegones

Las personas que no cambian de ciudad a lo largo de su vida no pueden apoyarse en la muleta nemónica de la geografía. Su ciudad, aunque va variando con el tiempo, es en realidad siempre la misma.

Para poder rescatar y navegar en sus recuerdos, estas personas únicamente cuentan con su memoria y los objetos que se han podido conservar.

En mi caso particular, la estancia en Llerena coincide con los 16 años. Mi familia estuvo un par de años y luego nos marchamos para nunca más volver. Por lo tanto los recuerdos de aquella mágica edad se asocian fírmemente y de manera indeleble con Llerena. Para resumir, es algo así como si Llerena fuera la fotografía local de los 16. Fotografía espacial pero, sobre todo, histórico-temporal.

Decía Borges: "Yo nací en una ciudad que también se llamaba Buenos Aires". En esta frase resumía magistralmente su tristeza por los cambios sufridos por su ciudad natal.

Afortunadamente, no ocurre así con Llerena la cual es, en sí misma, una foto estática en el tiempo. El aspecto de su amplia almendra central permanece béllamente impasible e inalterada. Así pues, disfrutemos en la tranquilidad de poder volver a una ciudad que no ha cambiado en lo principal. Algo parecido a lo que ocurre con la parte antigua de Cáceres.

Al volver a Llerena regresamos a la nostalgia de los 70. Es como una tentadora máquina del tiempo fiable y encantadora.

Y aunque el poeta Felix Grande nos aconseja: "No volver a donde fuiste feliz alguna vez" yo no pierdo la esperanza de regresar algún día a Llerena o, lo que es lo mismo: volver a los 16.

1 comentario:

  1. Excepcional relato de un sentimiento común a la gente que vivió esa época en Llerena.
    Yo vuelvo cada día a los 16, soy afortunado, y os recuerdo a todos.

    ResponderEliminar